18 de marzo de 2009

Acostumbrarse


Parece ser que para poder llegar a estar completamente integrados en la sociedad en la edad adulta, desde que nacemos tenemos que acostumbrarnos a un sin fin de cosas para poder estar preparados para el futuro. Diferentes colectivos profesionales (psicólogos, pediatras, maestros, etc.) se han encargado de convencer a la sociedad de lo importante que es conseguir este objetivo, acostumbrar a los niños, amoldarlos a la sociedad.Nada más nacer se considera importante acostumbrar a los bebés a pasar de brazo en brazo para empezar a socializarlos y dejarlos llorar para que no aprendan a tomarnos el pelo, lo mejor es que se acostumbren al chupete para calmarse. Después de un mes ya no son tan bebés, así que se puede considerar oportuno no cogerlos tanto por si se malacostumbran de todas formas en sus sillitas están muy a gusto.
Hacia los 6 meses, si es un poco antes mejor, se tienen que empezar a acostumbrar a dormir solos en su habitación, ya son mayores! y a comer de todo para poder ir dejando el pecho, si no siempre querrán mamar, no aprenderán a comer y estarán mal alimentados por falta de vitaminas.
Con 1-2 años ya pueden acostumbrarse a compartir y a callarse cuando hablan los adultos. También pueden empezar a ir a la guardería aunque los padres no trabajen porque así se acostumbran para cuando tengan que ir al cole y aprenden lo que es.
A los 2 años y medio hay que irse acostumbrando a no llevar pañal, indiferentemente de la capacidad de controlar esfínteres, así aprenden antes.
Sobre los 3 ya no pueden llevar el chupete al que le habíamos acostumbrado, porque entre otras cosas en el cole no se puede llevar. Tampoco deben tomar biberón porque eso no les deja crecer, hace que sigan siendo bebés. Además es bueno acostumbrarlos a jugar solos, de esa forma son más independientes y mejor si se familiarizan con el ruido, sino luego se asustarán por cualquier cosa.Cuando son un poco más mayores y empiezan con los miedos nocturnos, no deben dormir acompañados, es mejor que se acostumbren a estar solos para superar sus miedos.También es de vital importancia que se acostumbren a una rutina prácticamente inamovible para que no se descoloquen y sepan seguirla porque el día de mañana la vida seguirá siendo una rutina.Uno de los temas que más preocupa a los padres es el de la comida. Los niños deben comer de todo, aunque les de asco, solo tienen que acostumbrarse a los sabores.Por otro lado tienen que saber que el adulto es el que manda y que acostumbrarse a aceptar y respetar las decisiones y normas de los mayores. Ah! No les dejemos quedarse nunca nunca con la última palabra ni opinar al respecto, todo lo que hacemos y decidimos los adultos es solo por su bien.Además tienen que comportarse, estarse quietos, escuchar todo lo que les decimos, sentarse bien para comer, no tocar las cosas, "venir aquí" cuando se lo decimos, "irse a su habitación" cuando se lo mandamos, "sentarse en la silla de pensar", recoger, no ensuciar y un sin fin de cosas más.
Esta es solo una pequeña lista de cosas a las que lo los niños tienen que acostumbrarse para poder vivir en la sociedad actual. Les pedimos todo esto y más durante sus tres primeros años de vida, personalmente me parece una locura Tienen que acostumbrarse a tantas cosas que van en contra de su desarrollo personal que no entiendo como además los profesionales pueden afirmar con tanta seguridad que todo esto beneficia el crecimiento del niño como persona. Y no olvidemos que tras un tiempo “prudencial”, si no consiguen acostumbrase a algunas de estas exigencias no pasa nada, seguramente son hiperactivos y tienen déficit de atención, con un poco de medicación se soluciona, conseguiremos que los niños estén más relajados y sean capaces de vivir en nuestra sociedad como es debido haciendo lo que todo el mundo hace.
Preparar a los niños para el día de mañana es tan importante que dedicamos todas nuestras energías a potenciar estas bellas costumbres sociales, enseñándoles todo lo necesario para afrontar un futuro que sabe dios como será.
Como dice Rebeca Wild en su libro Ser para educar "¿a quién se le ocurriría alimentar a un niño insuficientemente porque tal vez de adulto deberá soportar una hambruna?"Todo este conjunto de aprendizajes me parece la mejor forma de conseguir una sociedad como la que tenemos, llena de adultos infelices, con estrés, depresiones, incapaces de ponerse en el lugar de otros, agresivos, con gritos, nervios, divorcios inmediatos, competitivos hasta agotarse, etc. Y los comentarios mas comunes “hay que ver como son los niños hoy en día, están fatal, cuanta violencia, no respetan nada” ¿a caso estamos respetando nosotros su desarrollo? Los niños son y serán de adultos, lo que entre todos estamos haciendo que sean, y mientras tanto, los profesionales de los que hablé al principio, especialistas en dar consejos, tienen sus consultas llenas intentando solucionar tantos conflictos que a mi modo de ver existen precisamente por estar continuamente aplicando sus métodos, en lugar de dejarnos llevar por nuestro instinto natural.

3 comentarios:

Maria on 19 de marzo de 2009, 10:01 dijo...

Es una vida de locos. Me pregunto qué haría o diría un adulto en el lugar del niño. Quiero decir si se le obligara a comer de todo le guste o no, a ir al baño a determinada hora para regular su ritmo intestinal, a prestar su portátil o su móvil a un desconocido... Fantástica reflexión, Sandra.

1beso

Meninheira on 20 de marzo de 2009, 0:31 dijo...

Una entrada estupenda Sandra. :)

Sandra y Javi on 20 de marzo de 2009, 1:05 dijo...

Gracias a las dos

 

Más allá del infinito, vivir sin escuela. Copyright © 2008 Black Brown Art Template designed by Ipiet's Blogger Template